¿Cómo saber cuándo un móvil chino tiene grandes prestaciones?

Generalmente, los fabricantes chinos ofrecen dispositivos a precios de risa. Esta filosofía de ventas, les ha hecho un hueco entre los usuarios, los cuales felizmente cargan un móvil de Huawei, Xiaomi, o de alguna otra compañía.

Sin embargo, este precio tan reducido debe significar el sacrificio de ciertas características. Por ejemplo, un móvil de 200 euros, no ofrecerá la misma potencia o altas prestaciones que uno de 1.000 euros.

Aunque, estos fabricantes se diferencian del resto del mundo, ya que no solo ofrecen terminales económicos, sino también de altas prestaciones. Pero ¿Cómo saber cuándo un móvil chino tiene grandes prestaciones? Nos basamos en los terminales de la página web Kustruki, a continuación, te lo contamos.

Factores que hacen a un móvil chino tener altas prestaciones

Como hemos mencionado, para que un móvil tenga un bajo costo, es necesario sacrificar o prescindir de algunas características. Por ejemplo, un móvil fabricado en plástico será más barato que uno fabrica en cristal.

Sin embargo, existen una serie de factores los cuales indican si un móvil posee altas prestaciones o no, más allá del material de construcción.

Procesador

Esta es una de las partes más importantes de un dispositivo, ya que es el corazón del mismo. Además, se debe añadir que, un factor determinante en el rendimiento del procesador es la cantidad de núcleos y la velocidad del reloj del mismo.

La velocidad o frecuencia del reloj del CPU está expresada en Ghz (Gigahercios). 1 Ghz equivale a 1.000.000.000 de revoluciones por segundo o hercios. Mientras mayor sean los Ghz, más rápido será el procesamiento de datos.

Los núcleos de un procesador también son una parte fundamental, ya que mientras más tenga el mismo, más tareas será capaz de realizar de forma simultánea. Por ejemplo, un móvil octa-core (de ocho núcleos) será mucho más rápido que uno dual-core (dos núcleos)

En este sentido, se podría decir que el Xiaomi Mi Mix 3 es un móvil de altas prestaciones pues posee un procesador Snapdragon 845 de ocho núcleos a 2,8 Ghz. Sin duda, es rápido.

También es importante mencionar que, generalmente los dispositivos cuyos chipsets provienen de Qualcomm, son de altas prestaciones.

Cámaras

El apartado fotográfico es otro que, normalmente descuidan los fabricantes con el propósito de obtener un precio más reducido. Sin embargo, si bien es cierto que un móvil de 200 euros no va a ofrecer la misma calidad que uno de 1.000 euros, estos algunas veces pueden sorprender.

Por ejemplo, el nuevo buque insignia de Redmi, el K20 Pro ofrece un sistema de cámaras que no tiene nada que envidiarles a dispositivos más caros, y todo por un precio que no llega a los 400 euros.

Este terminal cuenta con una configuración de tres cámaras, en la que la principal es de 48 MP con una apertura focal de 1.7, esto quiere decir que es capaz de recoger más luz para las fotografías de noche. La segunda es de 13 MP con apertura focal de 2,4 y un lente gran angular. Por último, la tercera es de 8 MP con apertura focal de 2,4, zoom óptico y telefoto.

Mientras que, en la parte frontal cuenta con una cámara de 20 MP, la cual es accionada por un mecanismo retráctil o de “Pop-Up”, con modo retrato.

Se puede decir que, sobre el papel, este Redmi K20 Pro posee altas prestaciones en cuanto a cámaras, además de otras características a nivel de chipset.

Otros añadidos

En la actualidad, existen una serie de añadidos que complementan más la idea de un móvil de altas prestaciones, como, por ejemplo, si posee sensor de huella para desbloquear el dispositivo. O también características de conectividad como chip NFC, la futura conectividad 5G que aún no ha sido implementada por todos, los acabados de construcción y la batería.

Estos son solo algunos factores que determinan si un móvil posee grandes prestaciones o no. En el mercado actual, abundan los terminales de marcas chinas que incluyen muchas de estas características, conservando precios de risa.

Los comentarios están desactivados